Existen algunos mitos negativos de los cercos eléctricos que a veces los clientes se creen y en ocasiones prefieren dejar de lado un método de protección realmente eficiente para sus instalaciones.

Aquí en el blog de Cerconsa vamos aclarar cuál es la realidad sobre este tipo de protección, una de las mejores en el mercado.

  • Muchos dicen que los cercos eléctricos gastan mucha luz, por lo cual el recibo aumenta considerablemente, sin embargo esto es falso. Al contrario es uno de los sistemas que menos consumen energía eléctrica, por lo cual no tendrá ningún inconveniente en tener una instalación de seguridad de las más completas.

  • Otro mito común es que si se va la luz dejan de funcionar, lo que provocaría que los delincuentes aprovecharían ese momento para entrar a su propiedad. Esto también no es cierto, porque la mayoría de los sistemas tienen batería, por lo cual pueden funcionar sin energía eléctrica.

  • Los cercos son menos seguros porque no se pueden conectar a una central de alarmas. Otra falsedad, cualquier tipo de cerco eléctrico puede tener un monitoreo efectivo.

Así que ya no lo piense más y adquiera la seguridad de un cerco eléctrico en Cerconsa.